Sauna

Libere toxinas y mejore su circulación sanguínea a la vez que se relaja en un entorno privilegiado con vistas al Valle de Quebrada Alvarado en Olmué.

El Sauna Infrarrojo

 

En primer lugar, el sauna infrarrojo utiliza emisores de esta luz que pertenece al espectro no visible —el visible va del rojo al violeta— y que, a diferencia de la ultravioleta, no es dañina. Así el calor se absorbe directamente en la superficie de la piel entre un 80% y un 93% con una penetración en el cuerpo de hasta 4 cm, de tal manera que no se necesitan temperaturas tan altas como en el sistema convencional, que algunas personas no logran soportar; programando el sauna infrarrojo desde 38º C se podrán recibir sus efectos.

Media hora de sauna equivale a correr de 9 a 12 Km, sin hacer el mínimo esfuerzo y se transpira 2 a 3 veces más que en un sauna tradicional.

Los efectos positivos en músculos, tejidos, huesos y el sistema circulatorio se derivan de uno básico: la desintoxicación. El sauna infrarrojo elimina las impurezas depositadas en las células, en particular las de grasa, donde el cuerpo acumula, además de reservas de energéticas, toxinas como el colesterol y los metales pesados del medioambiente. Un estudio de 2012 publicado en la Revista de Salud Ambiental y Pública halló que la sudoración permite expeler elementos peligrosos como el mercurio, el plomo, el arsénico y el cadmio.

Los saunas tradicionales hacen que el cuerpo sude y elimine toxinas. El sauna infrarrojo además favorece las vías de desintoxicación para reparar el daño que causan las toxinas.

Los saunas infrarrojos no sólo las eliminan más efectivamente sino que ayudan también a que se regeneren las células y los tejidos, y fortalecen el sistema inmunológico”.

Aquí un artículo sobre saunas infrarrojos: leer artículo.

 

12 Beneficios del Sauna Infrarrojo

 

    1. El primero y más inmediato de los beneficios obtenidos es que nuestro sistema de defensa se deshace de impurezas que nos parasitan y nos ayudan a quemar calorías.
    2. Produce una marcada disminución de los ácidos grasos dificultando el depósito de grasas en nuestras arterias y mejorando la circulación sanguínea lo que favorece la recuperación de enfermedades circulatorias.
    3. Mejora el flujo sanguíneo en las extremidades favoreciendo los procesos termorreguladores del cuerpo, calentando o eliminando calor de los órganos con objeto de mantener los niveles de Ph óptimos para el correcto funcionamiento celular.
    4. Aumenta la intensidad de los ritmos cerebrales al facilitar la entrada de glucosa en las células aumentando así la energía disponible para las células cerebrales, requisito previo para mejorar la síntesis de la molécula ATP (Adenosina Trifosfato), la molécula transportadora de energía en nuestro cuerpo.
    5. Favorece la expulsión de gases y tóxicos del interior del organismo. Esto produce una disminución de la acidificación sanguínea.
    6. Mejora la nutrición celular favoreciendo la adhesión de grupos de moléculas más fragmentados a través de la membrana celular.
    7. Produce una eliminación rápida del ácido láctico de los músculos. Su acumulación en la que nos provoca la sensación de cansancio. En estudios realizados en el Centro de Estudios de Alto Rendimiento de Murcia (España) por el Dr. Villegas y en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad de Granada (España) por el Dr. Juan Carlos De la Cruz pudieron constatarse esos efectos.
    8. Aumenta la circulación de la sangre y fortalece el sistema cardiovascular. A medida que su organismo aumenta la producción de sudor para enfriarse a sí mismo, su corazón bombea más sangre e para estimular y aumentar la circulación.
    9. Alivia el dolor.El profundo calor del sauna infrarrojo ayuda a dilatar los vasos sanguíneos periféricos y la curación de los músculos y las lesiones de tejidos blandos. Aumenta el oxígeno de la sangre a los músculos agotados, por lo que se recuperan más rápido. Los músculos se relajan más fácilmente cuando los tejidos están cálidos, dan una mayor flexibilidad y amplitud de movimiento.En Europa, la terapia de calor radiante se utiliza ampliamente para tratar a los pacientes que sufren de muchas formas de artritis. Además se ha demostrado su eficacia en el  tratamiento de esguinces, neuralgias, bursitis, espasmos musculares, rigidez en las articulaciones y otras muchas dolencias músculo-esqueléticas. Gran parte de la rigidez y dolor que viene con el envejecimiento es reducido.
    10. Elimina la celulitis. Los rayos infrarrojos de largo alcance de los saunas ayudan a eliminar la celulitis, como grumos de grasa, agua y desechos atrapados en bolsas debajo de la piel. El mundo de la dermatología recomienda una rutina diaria de sauna infrarrojo.
    11. Mejora el sistema inmunológico. El sistema inmunológico del cuerpo se fortalece. Combinado con la eliminación de toxinas y desechos producidos por la sudoración intensa, su salud general y la resistencia a las enfermedades es mayor.
    12. Reduce el estrés y la fatiga. El más inmediato beneficio del sauna de infrarrojo es que ofrece relajación, ya que ayuda a aliviar las tensiones de la vida urbana. A pocos minutos en la suave calidez del sauna, se siente la calma de nervios y músculos. Se sentirá renovado, rejuvenecido y restaurado en cuerpo y mente.

Estos 12 beneficios del sauna infrarrojo puede disfrutarlos en Paso del Negro, unas cabañas en Olmué, en la población de Quebrada Alvarado.

Cabañas Paso del Negro es uno de los alojamientos más acogedores para hospedarse en Chile.

WhatsApp chat